ESTE BLOG NO PARTICIPA EN PREMIOS NI MEMES

Este blog no participa en premios,concursos ni memes.

Quedo muy agradecida por vuestras visitas.

¡GRACIAS!

jueves, 12 de abril de 2012

TARTA “SISÍ” O DE LA EMPERATRIZ DE AUSTRIA


               Esta semana Santa, como en otras ocasiones me he dedicado un capricho, me encanta hacer repostería, y sobre todo comerla……porque es un auténtico placer poder hacer grandes pasteles, reconozco que me encanta el chocolate y que en el domingo de Resurrección en mi casa no falta.
Esta receta me encantó nada más conocerla, con la combinación de ingredientes tan excelente que lleva, no me extraña en absoluto que la Emperatriz de Austria estuviese loca por ella. Dicen las malas lenguas que siempre se servía en recepciones oficiales, que también se servían otras, como la “tara de arándanos rojos ““Guglhupf (típico bizcocho Austriaco)””Nockerl  de Salzburgo””Bolas de Albaricoque de Wachau” y unos impresionantes menús donde no faltaban platos típicos de medio mundo, desde “creps con requesón” hasta “Codillo relleno asado” y en más de una ocasión se llegaron a servir más de 15 platos, entre entrantes, primeros, segundos y postres.
También se dice que la madre de Sisí, elaboraba las mejores “empanadillas de cerezas y almendras” y que le encantaba siempre ayudar en los banquetes.
Como tenía tiempo y muchas ganas, decidí que no la elaboraría con mi Thermomix, quería hacerla tal y como se hace desde hace muchos, muchos años. Me lo pase en grande, pero lo mejor fue a la hora de comerla……
Un domingo de Resurrección con mi  menú un poco especial, y de postre una gran tarta, que merece la pena probar de cuando en cuando….
¡Feliz Domingo de Resurrección a todos!
Ingredientes:
150 gr de Mantequilla a temperatura ambiente
8 huevos
100 gr de azúcar glasé
200 gr de chocolate fondant
 
150 gr de harina de repostería
50 gr de azúcar
 
2 cucharadas de mermelada de fresa
6 cucharadas de confitura de albaricoques
150 gr de chocolate blanco
 
200 gr de nata para montar
Ralladura de la piel de un limón
 
100 gr de Almendras crudas peladas
 

Elaboración:
Primero forramos un molde con papel vegetal.
 
Separamos las claras de las yemas.
 
Ponemos en una cacerola el chocolate fondant a fuego muy bajo, para que se nos vaya fundiendo.
 
Ponemos las almendras en una picadora y las picamos durante unos minutos.
Vamos controlando el chocolate y montamos las claras con el azúcar en punto de nieve fuerte durante unos minutos,
 
 hasta que están perfectamente montadas, si están bien montadas al dar la vuelta al recipiente, estas no  se caerán.

Cómo el chocolate ya estará fundido, lo retiramos del fuego y lo batimos para que se disuelva totalmente y no queden grumos.
 
Ponemos la mantequilla en las yemas de los huevos,

 añadimos el azúcar glass,
 
 batimos durante unos cuantos minutos, hasta que se parezca a una crema espesa, parecida a la mayonesa.
 
Añadimos las almendras
 
 y la ralladura de limón

 y batimos en velocidad media hasta que todo queda integrado.
 
Añadimos en velocidad lenta el chocolate fundido durante  unos minutos hasta que se integre completamente.
 
Añadimos poco a poco la harina, a cucharadas y lo mezclamos a velocidad lenta, para que la harina se integre bien.
 
Añadimos las claras de huevo montadas a velocidad muy baja, poco a poco, mezclandolas bien con la masa, tardaremos un par de minutos.
 
Cuándo están integradas, lo ponemos dentro del molde.
 
Lo metemos al horno durante 45/50 minutos a 170º.
 
Cuando está cocido, lo sacamos y dejamos templar.
Una vez templada, retiramos los papeles de los laterales y la dejamos enfriar totalmente,
 
 luego le damos la vuelta a la tarta.
Cortamos en  3 el  bizcocho.
 
En la parte central esparcimos la mermelada de fresa,

 y en los otros dos la confitura de albaricoque.
 
Montamos de nuevo la tarta

 cubrimos los laterales con una fina capa de confitura de albaricoques.
 
Ponemos el chocolate blanco en un cazo a fuego lento para que se vaya fundiendo, una vez fundido, agitamos con la espátula para que no tenga grumos.
 
Cubrimos la parte superior de la tarta con el chocolate blanco y a continuación la metemos en la nevera para que se vuelva a solidificar.
 
Montamos la nata, añadimos la azúcar, separamos un poco y le añadimos color.
Con la nata cubrimos los laterales de la tarta, después decoramos con la nata de color y las almendras fileteadas.
Yo hubiera querido que los colores fueran los de la bandera de Austria, que es Roja y Blanca, pero lamentablemente se me terminó el colorante rojo y no podía ir a comprar más, pues las tiendas estaban cerradas, por lo que tuve que dejarla con el color rosa.
Un buen postre para un día de pascua……. ¿no os parece?


6 comentarios:

herbolarioibaez dijo...

Que buena pinta ¡¡¡¡ y que paciencia¡¡ te aseguro que el día que tenga mas tiempo me pienso preparar una igualita ¡¡¡

Claudia Luisa Debelius dijo...

Gracias¡
creo que podemos hacer intercambio de conocimientos ¿no te parece?Un saludo.

Maqui dijo...

¡un trabajo laborioso, artístico y admirable, bravo!!

Claudia Luisa Debelius dijo...

Gracias¡

Muñekita CaT dijo...


Hola!
Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacate@gmail.com

Saludoss!!

António Jesus Batalha dijo...

Estive a ler as suas receitas e tem pratos fabulosos, e um aspecto bom, confio em si, e vou tentar adaptar algumas à cozinha. Quero dar-lhe os parabéns pelo blog pois é muito bom.
Tenho um blog que gostava que conhecesse. O Peregrino E Servo.
PS. Se desejar fazer parte dos meus amigos virtuais esteja à vontade decerto que irei seguir também o seu blog.
Que haja paz e saúde no seu lar.
Com votos de saúde e grandes vitórias para sua vida.
Sou António Batalha.

Recetario